Sobre nosotros

Don Monigote es un negocio familiar que se transformo en una tradición que hoy la comparten miles de personas, donde cada 31 lo queman para atraer buenos augurios para el nuevo año que llega

Nuestra historia

Creamos recuerdos inolvidables cada 31 de diciembre

Don Monigote es un proyecto que nació en el 2008 y salió a la luz en el 2009 con el objetivo de conservar la tradición de quemar los años viejos.

0

MONIGOTES

Miles de clientes satisfechos, en Ecuador y todo el mundo

Est. 2009

Nuestra historia

Como todo gran producto nace como solución a un problema o para cubrir una necesidad. La idea nació en el 2008 cuando una joven pareja paseaba por la tradicional Av. América de la ciudad de Quito donde se acostumbra comercializar años viejos, pirotecnia y artículos para disfrazarse la noche del 31 de diciembre.

A falta de efectivo y al ser este un lugar de comercios callejeros que no aceptan tarjeta, se quedaron con las ganas de comprar un monigote, pero les dio a cambio de eso una gran idea que sembró la semilla para vender años viejos en cualquier comercio donde este disponible la compra con cualquier medio de pago, incluido tarjeta.

Aunque al inicio parecía algo loco vender años viejos en un supermercado, farmacia o papelería, ahora es muy normal. En sus inicios Cristina Velasco Yépez y Daniel Erazo Estrada tras aterrizar la idea que habían tenido, fueron a presentársela a la familia de Cristina para validarla y hacerla realidad. Aunque al inicio se rieron y molestaron un rato, luego pensaron que podría ser una gran idea y la apoyaron.

Bajo la guía de Cristina el proyecto arranco en el 2009, la idea fue hacer un kit todo incluido que sea ideal para darlo de regalo, así pidió ayuda a Mary Yépez (madre) para que realice los primeros prototipos del mini monigote, que si bien a un inicio no eran tan agraciados como lo son hoy, sirvieron para hacer todas las pruebas necesarias de combustión, seguridad, empaque y productos demos para poderlos fabricar al por mayor con la ayuda de terceros.

Desde un inicio se pensó en compactar en un solo empaque toda la tradición del año viejo incluyendo los olores tradicionales de fiestas navideñas y de fin de año que Cristina y sus hermanos recordaban desde niños, ya que en Ecuador se acostumbra quemar incienso y palo santo, fue así que nacieron los polvitos mágicos, una mezcla de estos 2 ingredientes más varias yerbas para la suerte que se colocan sobre Don Monigote durante la quema, para aromatizar el hogar y atraer las buenas energías.

También se incluyó fósforos, una bandeja para quemar, testamento, libreta de deseos y lista de cábalas que debes realizar la noche del 31, todos los elementos para ofrecer un producto completo y todo incluido.

La novedad del producto fue que, gracias a su tamaño y superficie para quemar, permitía hacerlo dentro de casa, por lo que podía quemarse en oficinas, restaurant, habitaciones, salas, en cualquier lugar sin tener que salir a exteriores.

Christian Velasco (hermano) estuvo desde un inicio a cargo de la producción, se encargo de ver lo materiales y la mejor forma de poder producir en masa a Don Monigote. Junto a Vicente Velasco (padre) buscaron varios proveedores, formas de empaque, procesos de logística y transporte.

La primera versión de Don Monigote fue cuadrada e incluía un plato de cerámica para quemar, en las siguientes versiones de los próximos años se cambio por una lata de metal para luego en el 2012 pasar a utilizar una bandeja de aluminio que era más liviana y fácil de transportar.

En cuanto al diseño del mini monigote Don Monigote también paso por varios cambios desde su creación hasta llegar al diseño del día de hoy. Al inicio podríamos decir que era un verdadero monigote, feíto y escuálido que incluía una careta de cartón, pero que con todos sus peros y falencias supo ganarse el corazón de los ecuatorianos y en su primera producción de 2000 unidades agotarse en puntos de venta antes del 28 de diciembre, convirtiéndose en un éxito total.

Con el pasar de los años salieron, replicas, imitaciones y competencia, creando una nueva categoría de monigotes “los mini monigotes” que ahora los podías conseguir en todo lugar, desde la calle hasta un centro comercial.

De eso al día de hoy hemos recorrido un gran camino, ahora Don Monigote incluye un empaque muy bien producido más cuatro personajes diseñados especialmente para la marca que representan a personajes populares como: El Don Juan (para atraer el amor), El Pana (proporciona suerte garantizada), La Suegra (más vida y salud) y El Jefe (dinero y prosperidad).

Sin duda la creación de Don Monigote ha sido una aventura llena de anécdotas; así como una recopilación de bellas historias que nuestros clientes nos han compartido al integrar a Don Monigote en sus festividades y llevarlo a recorrer el mundo gracias a su portable tamaño fácil de transportar y quemar en cualquier lugar.

Equipo

Gente clave

Divididos en varios departamentos, cada uno es pieza clave par la producción de Don Monigote.

Un gran trabajo en equipo.

Christian Velasco

Producción

Cristina Velasco

Marketing & Ventas

Danny Velasco

Logística

Daniel Erazo

Comunicaciones

Valores Fundamentales

Don Monigote rescata y conserva la tradición de quemar años viejos.

Eco y Pet Friendly

Eco y Pet Friendly

No contamina ni produce ruidos molestos para las mascotas.

Hecho 100% Mano

Hecho 100% Mano

Da trabajo a más de 50 personas entre costura, relleno y empaque.

Apoyo microempresa

Apoyo microempresa

Fomenta el flujo de la economía, el comercio y la producción local.